Causas y consecuencias del efecto invernadero.

Causas y consecuencias del efecto invernadero.

El calentamiento global refiere a un aumento gradual de la temperatura en la atmósfera terrestre y en los océanos registrada en las últimas décadas. Si bien no lo indica el término, suele ser asociado este aumento de la temperatura a las actividades realizadas por el hombre. La producción excesiva de dióxido de Carbono aumenta la existencia de los gases con efecto invernadero que son aquellos que captan los fotones infrarrojos que proviene de la tierra al ser calentada por el sol pero no generan ninguna reacción química, rotan aumentando la temperatura del aire.

La mayor parte de la radiación solar de onda corta, longitudes de onda de luz visible, pasa a través de la atmósfera. Una porción es absorbida por la tierra y el mar, que se calientan, irradiando energía hacia la atmósfera, en longitudes de onda mucho más largas, en la gama infrarroja. Los rayos infrarrojos son absorbidos por el CO2 de la atmósfera, y parte de este calor se vuelve a irradiar a la superficie.

Es un proceso que se ha mantenido estacionario durante mucho tiempo, pero actualmente debido al calentamiento global del planeta, al haber más dióxido de carbono en la atmósfera, retienen más calor y aumenta la temperatura de la tierra, provocando importantes anomalías climáticas. Es lo que llamamos efecto invernadero; aumentando el dióxido de carbono en la atmósfera a 350 partes por millón desde 1861, en que estaba a 270 partes por millón. Calculándose una concentración de 600 partes por millón para el año 2065, si seguimos con el ritmo de contaminación actual. Teóricamente aumentaría la temperatura global del planeta en unos 3°C. Calentándose los casquetes Polares, fundiendo los hielos y elevando el nivel del mar.

Provocado este aumento de dióxido de carbono por la combustión de combustibles fósiles y orgánicos (petróleo, carbón, madera, tala de bosques). Este aumento de C02 puede  provocar un incremento de la vegetación. También los residuos ganaderos pueden aumentar la cantidad de metano, y los circuitos de refrigeración aumentan los CFC, contribuyendo al calentamiento de la atmósfera, lo cual sería catastrófico para el clima de todo el planeta. Provocando problemas como: fusión de los hielos, aumento del nivel del mar, pérdida de especies y biodiversidad, destrucción de las barreras de coral, inundación de zonas costeras, extensión de los climas tropicales, afectación de hábitats y migración, expansión de enfermedades, desertización…

Eliomario

Bibliografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *